Tratamiento Conductual del retardo en el desarrollo

 

El tratamiento supone, en primer lugar, un análisis de cada una de las deficiencias conductuales en el que éstas se definen funcional y topográficamente; es posible que el sujeto carezca de ciertos repertorios adaptativos (atención, lenguaje, cuidado personal, etc.) o que posea repertorios inadaptativos (hiperactividad, agresividad, autoestimulación, etc.), y el análisis busca determinar en qué condiciones se da o no se du, se ha dado o no se ha dudo, la conducta Obviamente, a menudo no encuentra que los factores biológico» (lesiones, limitaciones sensoriales o motrices, etc.) son o han sido de suma importancia para retardar el desarrollo; en este caso se estudia la posibilidad de compensar de algún modo el deficiencia mediante un entrenamiento intensivo, o mediante el uso de materiales y aparatos de apoyo, o ambas cosas, pero nunca se considera que el sujeto esté incapacitado definitivamente.

En segundo lugar, el tratamiento supone una estimación de la importancia de las deficiencias conductuales para el desenvolvimiento del sujeto en su medio. Así, se hace una jerarquización de los objetivos del tratamiento: para un sujeto puede ser más importante un programa para establecer la conducta de imitar, mientras que para otro puede serlo la articulación correcta de los sonidos del lenguaje, y para otro más las conductas de leer y escribir.

Galindo, E., Galguera, M. I., Taracena, E., & Hinojosa, G. (2013). Modificación de conducta en la educación especial: diagnóstico y programas.