TERAPIA DE LENGUAJE Y APRENDIZAJE

DESARROLLO DEL LENGUAJE

girl-kids-training-school-159782.jpegLos primeros 3 años de vida, cuando el cerebro está en proceso de desarrollo y maduración, es el período más intensivo en la adquisición de las habilidades del habla y el lenguaje. Estas habilidades se desarrollan mejor cuando el niño está expuesto consistentemente a un mundo lleno de imágenes, sonidos y al habla y el lenguaje de los demás.

Existen períodos clave en el desarrollo del habla y el lenguaje de los bebés y los niños pequeños. En estos períodos clave el cerebro está más capacitado para absorber y desarrollar el lenguaje. Si se dejan pasar estos períodos y no se expone al niño al lenguaje, será más difícil que el niño lo aprenda.

¿Por qué es importante tratar los trastornos del lenguaje en una edad temprana?

Los trastornos del lenguaje y del habla son frecuentes en niños pre escolares y escolares cuyas consecuencias se pueden agravar una vez que ingresan al sistema educativo ya que el niño se encuentra en un nuevo ambiente totalmente oralizado y demandante.

Las dificultades tienen efectos negativos en 3 aspectos principales en el desarrollo del niño:

En la comunicación con sus maestros y compañeros.

Aquellos niños cuyas dificultades los hace incomprensibles, no van a poder comunicar efectivamente sus sentimientos, ni necesidades a sus maestras, sus compañeros o cualquier oyente externo a su hogar.

En el aprendizaje.

abc-books-chalk-265076Las alteraciones del lenguaje en los niños tienen como consecuencias resultados negativos en el rendimiento académico, ya que el dominio del lenguaje tanto expresivo como comprensivo es fundamental en el proceso de aprendizaje de la lectoescritura, la comprensión lectora, el vocabulario conocido, el nuevo vocabulario y la amplificación de conceptos. Si el alumno tiene deficiencias en estos aspectos va a tener también dificultades en la retención de la información y la comprensión total o parcial de la información leída y escrita. Los niños con alteraciones del lenguaje usualmente presentan habilidades auditivas deficientes, como la discriminación y retención auditiva de la información. Esto hace que los resultados en materias basadas en metodologías de enseñanza como el dictado sean deficientes.

En el desarrollo psicológico y emocional del niño.

El niño que no recibe la terapia en el momento adecuado va arrastrando a lo largo pexels-photo-573253.jpegde sus años escolares esos problemas que van haciéndose más y más críticos a medida que aumentan las exigencias académicas. El resultado final es un alumno desmotivado, con un bajo rendimiento académico y con baja autoestima. Así mismo muchos de estos niños son excluidos por sus compañeros debido a su dificultad para comunicarse. Es por lo expuesto anteriormente que los niños que no han logrado desarrollar las habilidades verbales propias de su edad necesitarán de estímulos adicionales. En este sentido los terapeutas del lenguaje cumplen un papel fundamental que se traduce en una intervención especializada para apoyar al alumno hasta que sea necesario.

Señales de alerta en niños.

Los trastornos más comunes en la infancia se presentan durante el período de adquisición del lenguaje y se pueden solucionar con una intervención transitoria.

Hay muchos casos en el que los padres asisten a la consulta por recomendación de terceras personas como un familiar o las maestras. Para que a usted le sea más fácil identificar algunas de las señales que alertan sobre posibles dificultades puede revisar esta lista:

  • Su niño presenta habla infantilizada (propia de un niño más pequeño) y es difícil de comprender por el adulto o en escenarios fuera de casa.
  • Su vocabulario es reducido y tiende a utilizar un lenguaje telegráfico es decir con ausencia de nexos verbales como artículos y pronombres.
  • Abusa de los gestos, las señas y la mímica para expresarse y cuando no le entienden se frustra.
  • Omite determinados sonidos que no sabe pronunciar (“amón” por “jamón”, “pato” por “zapato” o “nano” por “banano”).
  • Sustituye unos sonidos por otros que le resultan más fáciles de pronunciar (“tero” por “quiero”, “pezo” por “peso”).
  • Distorsiona el lenguaje y da lugar a palabras casi ininteligibles. Tiene su propia jerga.
  • Repite muchas veces una sílaba o varias durante la emisión de una frase.
  • Respira con la boca abierta.
  • Sufre de cambios drásticos en su voz con disfonías frecuentes.

Si su hijo tiene que acudir a la terapia del lenguaje a Usted le debe interesar saber ¿En qué consiste la terapia? ¿Cuáles son las claves de su éxito?

La duración de cada sesión varía en función del trastorno que hay que reeducar pero la mayoría de sesiones tienen una duración de 45 a 60 minutos. El tiempo total del proceso de intervención puede variar dependiendo de la dificultad, de la constancia y del papel de los padres durante la intervención. Se ha demostrado que cuando la familia tiene una participación activa en el proceso, la recuperación es más rápida.

Mi recomendación siempre es que, cuando exista la duda, se debe consultar a un profesional, quien le guiará en el proceso.  En el caso de la terapia en niños siempre será más exitosa aquella que se inicia tempranamente. Si desea que le guiemos en el proceso no dude en contactarnos.